Al ritmo de las olas...




Por: Paola Vides


¿Has sentido alguna vez que no estás tan seguro de a dónde vas, pero que a la vez, sabes que vas por el camino correcto?


Si no sabes cómo se llama, te lo presento ese es el “gut feeling” o sentimiento desde tus entrañas. Ese sentimiento intrínseco, más instintivo sobre qué es lo correcto para ti. Es aquel que viene de tu interior y que no tiene comparación.


Déjame que te cuenta que yo también me he sentido así. Perdida, pero a la vez segura, consciente, pero también inconsciente, confundida, pero más clara que nunca… que sentimiento tan raro pero tan bonito ¿no?


Pero, ¿Qué pasa si estoy en el proceso y no me siento totalmente segura?

Hoy quiero hablarte de eso. De ese punto intermedio entre tu inicio y tu meta… ese maravilloso pero confuso espacio entre ambos.


¿Cómo es ese proceso?, ¿Te has puesto a pensar en eso?, ¿Has identificado cómo manejas ese viaje?, ¿Qué características tiene?, ¿Lo disfrutas o solamente te estresas y no te das cuenta de todo lo que has estado aprendiendo en cada etapa?


Te puedo contar lo que normalmente pasa en nuestro interior cuando estamos en un proceso de cambio o en una etapa de cumplimiento de una meta. Algo que yo uso y me ayuda a sentir mejor:


  1. Nunca te compares: a veces, sentimos ansiedad pensando en que si estaremos haciendo las cosas bien, pensando en que otros están haciendo lo mismo para alcanzar lo que nosotros queremos y que tenemos competencia para lograr nuestras mismas metas. Sin embargo, recuerda que cada persona tiene un viaje diferente y cada quien tiene su lugar en el mundo.

  2. Vive el presente: sentimos estrés por pensar en la meta: nos duele el cuello, solo queremos dormir, no tenemos energía para trabajar en la meta porque toda nuestra energía está en querer llegar al día en que todo termine. Consejo para superar esa etapa, trata de vivir el presente, puedes hacer un journal después de terminar el día escribiendo 3 cosas:

  3. ¿Qué aprendiste hoy?

  4. ¿Qué hiciste bien hoy?

  5. ¿Qué puedes mejorar mañana?

Y con eso podrás disfrutar tu proceso y cuando estés sin energía puedes ir y leer tu journal… te aseguro que te sorprenderás al leer todo eso en ese momento y te llenarás de energía para lograr terminar tu meta.

  1. Revisa tus motivaciones: Quisieras que el tiempo pase rápido. ¿Cuentas los días y las horas para que termine? Te pasas deseando que la fecha llegue y todo acabe. Pero… ¿estás listo para ese cambio? Te has puesto a pensar en qué cuando llegue ese momento serás diferente? Pasaste por un proceso importante así que definitivamente ya no eres él o la misma. Es momento de poner en evidencia quién es esta nueva versión de ti. Revisar tus motivaciones, tus intereses, tus sueños y preguntarte ¿han habido cambios? Puede que no o puede que sí los haya. Lo importante es evidenciarlos sin que pase mucho tiempo para que tus aprendizajes vayan en línea con lo que quieres lograr.


Lo último que quiero decirte es que no estás solo/a, créeme, muchos estamos en ese proceso de cambios en nuestra vida y es común sentir que los demás van adelantados o que lo tienen todo resuelto, te repito: “no te compares” cada quien tiene su propio viajeel movimiento de las olas nunca es igual, así que enfócate en el tuyo y fluye al ritmo de las olas…


¡Sé que te irá mucho mejor!


Con cariño,

Paola


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo